¿Sufren discriminación los transexuales?

En primera instancia, hay que resaltar que el proceso que consiste en una reasignación sexual para las personas transexuales es mucho más complejo de lo que se suele pensar. Es debido a lo anterior que se suelen realizar muchas investigaciones para comprender de manera pormenorizada esta población.

Por lo tanto, al hablar de discriminación hacia los transexuales, hay que tener presente que la mayor parte de las investigaciones suelen anotar que es un colectivo que sufre en muy buena medida de manera psicológica y lamentablemente en determinadas ocasiones física. Por otro lado, tienen un gran potencial como se puede comprobar en cualquier chat transexual, así que también queremos quedarnos con lo positivo.

La discriminación hacia las personas transexuales

Pensando en este asunto, en una investigación muy reciente que se ha publicado en The Archives of Sexual Behavior cuyo objetivo principal consistió en la identificación de algunas de las características sociodemográficos y psicológicas de las personas al género, se encontraron datos muy interesantes y a su vez alarmantes.

En primera instancia, es un tipo de población que se encuentra expuesta de una manera frecuente a soportar altos niveles de estrés, un fenómeno que suele ser denominado como estrés de las minorías como resultado de los episodios habituales de discriminación de los cuales son objeto, en donde se incluyen agresiones físicas y verbales.

Asimismo, como resultado de las expectativas de discriminación que surgen como parte de las actitudes de rechazo internalizado y de aislamiento social por una falta de adaptación a la situación, la discriminación se puede vivir de una manera potencializada. En otras palabras, en términos de salud mental se trata de un tema clave para ser pensado.

Una investigación arroja nuevos resultados

En este trabajo se investigó a una población tras género constituida por 197 personas de ambos géneros, la cual fue atendida en un hospital de Málaga enfocado en salud mental. De acuerdo con los resultados, en un 81,75% de los casos recibieron algún tipo de agresión física durante su vida y en un 31,16% percibieron discriminación en el ámbito laboral.

Además de lo anterior, la muestra ha permitido concluir que son las trans-femeninas las que parecen evidenciar mayores dificultades de integración, pues son más proclives al desempleo, un nivel educativo menor y casi siempre están relacionadas con actividades del campo de la prostitución. Por otro lado, en un 16,24% de los casos estas personas cumplan con los criterios de depresión, un 25,89% de ansiedad social y finalmente un 22,84% registró como mínimo un intento de suicidio durante su vida. A lo anterior hay que sumarle que los síntomas depresivos están relacionados principalmente con la integración en el ámbito laboral.

En conclusión, aunque los avances son notorios para la sociedad actual respecto al trato de las personas transexuales, sin lugar a dudas aún hace falta mucho trabajo para poder consolidar una sociedad más equitativa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *