Siguen muriendo inmigrantes al intentar llegar por mar

La actual crisis migratoria europea fue una época caracterizada por la llegada a la Unión Europea de miles de personas procedentes del Oriente Medio o del Mediterráneo en los últimos dos años. El número ha superado ahora el récord de cifras visto en años anteriores y es probable que siga aumentando, dejando a muchos países con un gran número de inmigrantes irregulares entre ellos. El número de muertes de migrantes ha ido disminuyendo en los últimos años, pero el número sigue siendo demasiado alto y hay que hacer algo al respecto. Hasta el momento de escribir este artículo, 803 inmigrantes han fallecido tratando de buscar refugio en Europa. A medida que la crisis continúa desarrollándose, hay una serie de factores que podrían hacer que esta crisis migratoria crezca, por lo que a continuación se ofrece una guía rápida de cuáles son algunos de esos factores.

En primer lugar, un gran número de refugiados, especialmente somalíes, están viajando desde regiones devastadas por la guerra en el Oriente Medio o África a Europa en busca de un refugio seguro. Con estas personas, uno podría esperar ver un gran número de cruces fronterizos ilegales y esto podría llevar a un aumento de las llegadas a la UE.

En segundo lugar, con un gran número de personas que vienen a Europa en busca de una vida mejor, habrá un aumento de la delincuencia organizada y la inmigración ilegal. Hay una serie de casos de inmigrantes que son robados y/o abusados sexualmente mientras intentan cruzar la frontera hacia Europa. Esto podría dar lugar a un aumento de los robos, ataques y agresiones sexuales a las personas.

En tercer lugar, el gran número de solicitantes de asilo e inmigrantes ilegales significaría que el número de personas que pueden ser procesadas a través de los diversos países aumentaría drásticamente. Esto podría llevar a una situación en la que los solicitantes de asilo que han estado esperando durante meses o incluso años al otro lado de la frontera serían rechazados por falta de espacio.

Lo que escribimos en 2018 sobre las muertes de migrantes en Europa

Como mínimo 90 personas han muerto ahogadas en el naufragio de una barca cerca de las costas de Libia, según informaciones publicadas por la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). Al menos 10 cuerpos ya se han podido recuperar en las costas libias, dos de ciudadanos de este país y ocho pakistaníes.

Según los datos del OIM, 246 personas han muerto a las aguas del Mediterráneo el mes de enero del 2018, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 254. En el naufragio de este viernes, ha habido al menos tres supervivientes rescatados. En lo que llevamos de año, la agencia de la ONU para las Migraciones ha registrado la llegada en Europa a través del mar de al menos 6.624 inmigrantes y refugiados, una cifra más alta que en el mismo periodo del año pasado, cuando fueron 5.983. El 64% de estos refugiados llegan a Italia, el 19% en España y el 16% en Grecia.

Una tragedia humanitaria que se repite

El número de víctimas mortales en enero del 2018 sitúan este último mes como el más mortífer desde junio del 2017. En diciembre se registraron 23 muertos, mientras que en julio, agosto y septiembre –cuando hay más tráfico por culpa del buen tiempo- la cifra se situaba cerca de los 200 muertos mensuales, según los datos del OIM.

Por otro lado, al menos una veintena de personas han muerto ahogadas cuando intentaban llegar a la costa melillense. Sus cadáveres flotaban a unas cinco millas melillenses cuando los han visto un barco de pasajeros, la tripulación del cual ha avisado a Salvamento Martítimo y se ha activado el protocolo de rescate.

A pesar de que son veintiún los cuerpos recuperados del mar, la activista por los derechos de los inmigrantes Helena Maleno Garzón alerta que a la embarcación que ha naufragado viajaban cuarenta y siete personas y que no se ha localizado todavía ningún superviviente. Según Maleno, entre las víctimas hay personas de Malí, Guinea Conakry y Costa de Marfil. Cuando los Grupos de Especialistas en Actividades Acuáticas (GEAS) de la Guardia Civil Melilla volvían con los cuerpos han encontrado otro cadáver, que también han recogido.